Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Mi primera vez

Mi primera vez

Hace algo más de un año pasé por una ruptura sentimental. Me dejaban, era la primera vez que algo así me sucedía y la verdad es que nunca pensé que me pudiera pasar a mi. Pero pasó.

Siempre fui yo la que dejó a mis parejas y, aunque es cierto que tampoco resulta fácil decirle a alguien que no quieres continuar a su lado, el sentimiento de culpa por el dolor que podía estar infringiendo duró muy poco. Ahora era yo la que estaba en su posición, y les entendí un poco mejor. 

 

El juego de la seducción es como hacer raíces cuadradas, si no practicas se te olvida


 

Después de llorar y darme cuenta que no merecía la pena, empecé a descubrir lo que es volver a estar soltera estrenando los 40. 

La verdad es que no recordaba cómo era eso de ligar. Mi última relación había sido larga, y me di cuenta que el juego de la seducción es como hacer raíces cuadradas, si no practicas se te olvida.

Pasado un tiempo de duelo me sentí de nuevo abierta a lo que pudiera llegar.  Mi primera "conquista", casi sin planteármelo, la conocí en la calle, en una ciudad que no era la mía y en la que viví unos meses. Y aunque en un primer momento no pasó nada, al volver a casa la tecnología hizo el trabajo más fácil. Coqueteo (y mucho) hasta que estuvimos de nuevo cara a cara. Y claro, para ese momento nos dejamos de palabras y fuimos directos al lío. Y el lío empezó en verano como un tema de Georgie Dann.

A lo que voy: al principio piensas "Oh My God ¿Ésto como era?" "¿Seré capaz?" "Aún tengo el ánimo un poco tocadito..." Pero cuando por fin te tiras a la piscina, descubres que eres ya alguien distinto. Y aunque no te plantees nada serio o no quieras que sea el tipo de tu vida, ahí estás recobrando confianza, poniendo tiritas.

La cosa duró sólo unos meses, pero conseguí olvidarme completamente del cansino de mi ex y descubrir que si confías, siempre vienen cosas mejores. A mi ligue de aquel verano no le veo apenas, pero mantenemos el contacto.

Perdí un amor pero gané mucho más de lo que había imaginado cuando lloraba.  Así que amigos y amigas, dejad los pañuelos y ¡a la mierda!

¿Ya es 14 de febrero?

¿Ya es 14 de febrero?