Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

No seas madre

No seas madre

¿Os acordáis de cuando Mr. Wonderful nos parecía chulo? Y de cuando las madres y padres sólo hablaban de lo maravilloso que era? Pues todo eso quedó atrás y junto a Mr. Puterful, ahora los jóvenes treinteañeros primerizos en las lides de la crianza sólo echan pestes acerca de ejercer como padres y madres.

Sí, diréis que soy exagerada y seguramente esté metiendo el dedo en la llaga, pero alguien tiene que hablar de esto y me ha tocado a mí. Padres y madres del mundo, cuando estáis tomando una cerveza con vuestras amistades, lo hacéis. Vaya si lo hacéis. Lo que leeréis a continuación  seguramente levante ampollas y si algún día soy madre, es probable que yo también caiga en las mismas trampas. Pero, con mucho humor y sorna he de decir que estoy hasta las narices de mis amigas y amigos madres y padres.
Pero volvamos a la barra del bar. Allí es donde la parte adulta de estas familias de anuncio se dedica a despotricar y a decirte con un tono de condescendencia las siguientes frases:

"No seas madre"

"Qué bien estás así [sin hijos]. No lo sabes bien"


Que levante la mano quien no ha dicho esto alguna vez. Madres y padres representando un impostado papel en el que optarían al sorteo de un viaje en el Delorean a un pasado en el que se abstendrían de serlo. Entiendo que debe ser duro, que es un trabajo sin horario y para toda la vida, pero es tan viejo como la humanidad -lógicamente- y no he visto a una generación tan quejumbrosa como la nuestra.

Supongo que es una fase, pero va más allá de mi gusto por escuchar o no este tipo de frases. Todas estas madres y padres que únicamente lanzan proclamas negativas acerca de la paternidad mientras se encuentran intentando tener a su segundo o tercer vástago, no reparan en su interlocutor o interlocutora, a quien este tema puede provocar cierto dolor: aquellos que no pueden tener hijos pero que les encantaría, personas que lo están intentando y no lo consiguen, o esas a quienes se les quitan las ganas viendo su entusiasmo.

Si una se plantase en estas reuniones hablando mal de su pareja o de su trabajo ¿qué le dirían?: Fácil. Pues que lo deje. Como un hijo no se puede devolver, frente a sus quejas sólo podemos sonreír y mostrar empatía. Precisamente por empatía, me pongo en el papel de los menores. Quizá el foco del 'problema' no está en su existencia -qué culpa tienen- sino en todo lo que nos rodea y a lo que no queremos renunciar. No es cuestión de ser o no madre/padre sino de asumir que lo has sido y que esa decisión conlleva renuncias. Y sí, ya sé que lo sabéis. Pero también sé que muchos y muchas no lo asumís. Hay una diferencia, y es ésta la que alimenta los reproches.

 

Estas madres y estos padres no reparan en la persona interlocutora, a quien este tema puede provocar cierto dolor: aquellos que no pueden tener hijos pero que les encantaría, personas que lo están intentando y no lo consiguen, o esas a quienes se les quitan las ganas viendo su entusiasmo.


 

 

Al mismo tiempo soy consciente de que cuando estos padres y madres debutantes hablan en estos términos, en realidad están buscando una especie de complicidad con la persona que no tiene hijos. Conectar con nosotros como diciendo que, a pesar de que están hartos de limpiar cacas y de dar papillas, son los de siempre y que nos entienden. No es cierto. Ni vosotros nos entendéis ni nosotros os entendemos. Y no pasa nada!! Simplemente os pido que dejéis de decir eso de “No seas madre” y nosotras no os diremos: “Asume que lo has sido”. 

 

 

 

¿Ya es 14 de febrero?

¿Ya es 14 de febrero?

Yo fui donante de semen

Yo fui donante de semen