Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Virgen a los 30: ¿Excepción o Regla?

Virgen a los 30: ¿Excepción o Regla?

Muchos imaginan que aquellas con una escasa experiencia erótica son personas que no son atractivas a ningún nivel (físico o intelectual), que están cerrados en banda a consecuencia de alguna experiencia traumática, que tienen alguna característica física que les dificulta cierto tipo de actividad erótica o bien que profesan una religión que les impera a la castidad. Y aunque sea cierto en algunos casos, muchas más veces de lo que pensamos, estas personas no tiene problemas o traumas pero, por diferentes circunstancias, rondan los 30 y no han vivido la experiencia de entregarse vulnerables y desnudos al placer conjunto.

Virgen es quien nunca ha mantenido relaciones sexuales coitales. O al menos es así como lo entiende nuestra cultura judeocristiana basándose en la Virgen María, que por Gloria y Gracia del Espíritu Santo –es decir, sin haber sido penetrada por José, su marido- gestó y parió a Jesucristo. Sin embargo, a las y los sexólogos no nos gusta usar ese concepto. Entre otras razones, porque toda ciencia, incluida la Sexología, debe articularse sobre teorías e ideas alejadas de dogmas religiosos y políticos. Preferimos hablar de primeras veces. La primera mirada, el primer abrazo, la primera llamada, el primer baile o el primer polvo… todos tienen su momento. Y es que entendemos que no es más importante meterla, que chupar, besar, acariciar, susurrar, oler o escuchar…

 

CADA RELACIÓN SEXUAL ES UN ENCUENTRO ERÓTICO QUE INCLUYE UN CONJUNTO DE ACTOS CONSENSUADOS CON LOS QUE COMUNICARSE A UN NIVEL ÍNTIMO Y CORPORAL, CON EL POSIBLE OBJETIVO DE SENTIR PLACER. EL GUIÓN LO MARCAN SUS PROTAGONISTAS, EN UN BAILE IMPROVISADO QUE TERMINA CUANDO AMBOS DECIDAN. 


 

A pesar de ello, "perder la virginidad" es una de las obsesiones en la adolescencia. Los mitos asociados a la primera relación sexual coital son tantos que la expectativa que se genera en torno a este encuentro es imposible de alcanzar. Salga bien o salga mal, para algunos adolescentes lo importante es hacerlo, o haberlo hecho.

Mientras, encontramos personas que no han tenido esta experiencia, o que han mantenido encuentros torpes o incómodos y que, paralizados por el miedo, se han rendido.

No son pocos. Bien por timidez, por una vivencia de la sexualidad llena de culpabilidad, o porque se centraron en otros aspectos de su vida, ahora, asentados en la edad adulta coartan su libertad erótica porque no se atreven a confesar que se trataría de su primera vez.

Dan importancia a una práctica sobre el resto. No es de extrañar, dado que vivimos en una sociedad coitocentrista, en la que aún se escucha hablar de "preliminares" y de que "hay que currárselo antes de" llegar a la penetración y al orgasmo. Es importante dejar algo claro: Ni a todas las personas les gusta el coito, ni todas sienten una orgasmo a través de su práctica. Y ello no es anómalo o raro. El coito es una práctica más, que se puede incluir o no en un encuentro erótico sin por ello restarle intensidad.

La normalidad es que todas y todos somos diferentes y nuestra manera de disfrutar es distinta.

Nunca has practicado el coito ¿Y qué importancia tiene? Saber expresar y recibir afecto, y ser capaz de dejarse llevar por sensaciones placenteras es el primer paso para lanzarse al arte de amar. Crea tu propio guión y olvídate de aquello que crees que deberías hacer cuando estás haciendo el amor.

Bienvenido a la república independiente de tu cama.  

Ni Nerea Naiz | Yo soy Mia

Ni Nerea Naiz | Yo soy Mia

ANARQUÍA RELACIONAL

ANARQUÍA RELACIONAL