Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Sonia Barba / Prostíbulo Poético

Sonia Barba / Prostíbulo Poético

En este burdel no se mantienen relaciones sexuales sino literarias. El verso cabaret de prostíbulo poético es un en­cuentro para que las palabras se desinhiban, salgan de sus recipientes estancos y celebren sus diferentes significados y matices. Una fiesta alrededor de la poesía cuyo inicio se remonta a 2008, cuando Kiely Sweatt, la creadora del Poetry Brothel en Nueva York, se trasladase a vivir a Barcelona y fundase la versión española. Cuando ésta decidió volver a Estados Unidos, una de sus putas, es decir, de las poetisas que formaban parte del proyecto, Sonia Barba, tomó las riendas del burdel. Cuatro años después, Prostíbulo Poético ha actuado en multitud de escenarios y ha publicado 7 compilaciones de poemas.

Como todo burdel, en este lupanar quien manda es su madame, Sonia Barba, o lo que es lo mismo, Madame Taxi, quien desde la dirección ha dotado de personalidad propia al proyecto. Nos reunimos con ella una tarde fría de invierno en el Museo del Disseny de Barcelona, donde con su voz cálida y su tono pausado, nos explica cómo empezó todo.

 

¿Cómo llegaste al prostíbulo?

Yo tenía un espectáculo como actriz con textos propios, una especie de Sponken Word llevado a escena.  Me habían hablado de  Kiely Sweatt y del Prostíbulo Poético, así que la invité a venir. Después ella me invitó a ver el show del prostíbulo. Me gustó mucho y le vi mucho potencial. Fue en un barco en el mes de junio, cerraban temporada y me encantó. Así que decidí entrar pero con la condición de introducir carga escénica, ya que los poetas y escritores no tienen formación en este campo. Unos meses después, ya como integrante del prostíbulo, surgió la posibilidad de dirigir el proyecto. 

¿Cuál es el objetivo de Prostíbulo Poético? ¿Cuáles son los requisitos para ser poeta del prostíbulo?

El principal objetivo del prostíbulo es escribir, leer, formarse, interesare por la poesía y expresarse a través de ella. Por eso, el requisito es escribir y recitar. El prostíbulo cuenta en el equipo con músicos y cantantes, ellos componen parte de la escena y también realizan privados con los asistentes que lo solicitan.

 

El proyecto ha ido creciendo y llevando su poesía a diferentes espacios adaptando el show según sea el escenario. En el hotel Brummell, donde celebran las noches de luna llena, las putas se encargan de recibir a la clientela recitándoles unos versos al oído. Después, los clientes escogen poeta para tener un vis a vis literario. El pago se realiza a través del juego. Los dados ponen el precio al encuentro. En las cenas el orden cambia. Hay una presentación de las chicas, que recitan unos poemas para que, posteriormente, los comensales elijan fulana. Si es formato teatro, Sonia hace una presentación, ellas recitan, los clientes compran la ficha y hay un cierre con nuevos versos. 


 

¿Cuáles son las reacciones?

El impacto de un encuentro sincero entre dos personas con un intercambio literario de por medio, en privado y al oído, es revolucionario. Es un momento muy potente entre dos desconocidos que se van a un rincón escondido y en el que una le abren el corazón directamente a la otra persona. De alguna manera, cuando te abres tú, estás abriendo al otro. Hay gente que llora, hay quien se quiere quedar sola, hay quien quiere saber de ti….Se crea un momento extremadamente íntimo que también espanta a otros. El hecho de pagar para estar con alguien (de ahí el nombre de prostíbulo) requiere traspasar una frontera moral que nos han inculcado que está mal. Además, sabes que te expones a algo muy sincero y hay a quien no le interesa exponerse a ello.

¿Encuentras analogías entre los encuentros literarios y las relaciones sexuales en general?

En los encuentros del prostíbulo poético es más difícil no implicarse emocionalmente. Una relación sexual, en mi opinión, no siempre cuenta con una carga sentimental.

Háblanos de la puesta en escena y personalidad del Prostíbulo Poético. ¿Cómo se acabó de conformar todo?

Cuando me convertí en madame del prostíbulo tuve una idea muy clara: como actriz quería que la presencia fuera espectacular. Se me ocurrió hacer un formato teatral y crear una base de socios. Erika Lust y Pablo Dozner, Bijoux Indiscrets y Rosario Puñales fueron de gran ayuda desde el principio.

 

El pistoletazo de salida fue en el Teatreneu. Allí, una docena de personas componían un espectáculo cada sábado con un grupo de cinco bailarinas burlesquinas, un piano y once poetas. Fue a partir de esta experiencia tan intensa cuando el prostíbulo se convirtió en un auténtico burdel, o lo que es lo mismo, en una familia. En Nueva York, la estética se basaba en burdeles de Europa, con París como punta de lanza. Sin embargo el Prostíbulo Poético de Barcelona, la mirada se ha dirigido siempre hacía Estados Unidos, con una visión menos sofisticadas, especialmente influenciada por la generación beat, de la que Sonia es una gran seguidora.  


 

 ¿Cómo surgió la edición del Libro Rojo?

Cuando yo llegué al prostíbulo, el libro ya llevaba cuatro ediciones. Era más en plan fanzine. El numero 5 se hizo grande y tiramos de editorial. Pero la última entrega la hemos editado nosotras. Estoy muy orgullosa. Para mi esto es la clave de todo. Sin el libro el resto del proyecto no tiene sentido. Kiely Sweatt, quien continúa en contacto con el prostíbulo, está presente en cada uno de los libros rojos, que siempre muestran algún poema firmado por ella. Las ediciones han ido evolucionando y ahora las ilustraciones y fotografías han cedido el protagonismo absoluto a la palabra. En marzo publicamos el número 8. Estoy trabajando ahora en la selección de los poemas.

¿Cuáles son los nuevos proyectos de Prostíbulo Poético?

Los eventos han hecho de reclamo para nuevos poetas que han ido creando una red de gente con los mismos intereses. En Madrid se ha formado un Prostíbulo Poético, al que estamos buscando un espacio apropiado. Además, estamos en contacto con los prostíbulos poéticos de todo el mundo. Con el de Paris, Londres, Valparaiso, Bogotá y Caracas tenemos una relación muy estrecha. Además, en abril los fundadores de Nueva York harán una gira por Europa y abrirán nuevos burdeles en Berlín y  Edimburgo.

 

Foto: El prostíbulo poético en acción. Sonia Barba a la derecha. Autor: Carles Mercader. 

www.prostibulopoetico.com

Marianne Breslauer

Marianne Breslauer

Escala de Depresión Post-Parto de Edimburgo

Escala de Depresión Post-Parto de Edimburgo