Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Las alteraciones afectivas del alzheimer

Las alteraciones afectivas del alzheimer

El Alzheimer es una de las enfermedades más devastadoras de nuestro tiempo que afecta de manera irremediable al entorno familiar. Quien sufre una mayor incidencia es el cónyuge de ésta, quien debe lidiar con cambios significativos en la conducta de su pareja. Una serie de variaciones que derivan en posibles alteraciones en la intimidad de ambos. En ocasiones, el enfermo está estresado por los trastornos en su memoria, de forma que el miedo, la preocupación, la depresión, la ira y la baja autoestima aparecen en muchos casos.

Algunos pacientes experimentan pequeñas modificaciones sin apenas consecuencias. Otros, por el contrario, se ven afectados por grandes cambios. En este sentido, los enfermos no siguen una pauta sino que pueden manifestarse en un sentido o en el contrario según cada caso. Así, el trastorno de conducta puede dirigirse hacia la falta de interés por las relaciones sexuales (como consecuencia de la baja autoestima, de la depresión o a causa de los efectos secundarios provocados por el tratamiento) o hacia la hipersexualidad, es decir, a un acusado interés por la manifestación de la sexualidad en diversas formas (la búsqueda de afecto y la pérdida de inhibición son las causantes). 

La pareja del enfermo puede vivir con sufrimiento estas situaciones. En el caso de la apatía afectivo-sexual, es importante que el cónyuge cuente con una red familiar de apoyo en el cuidado de la persona con Alzheimer y con la que pueda hablar de forma sincera. Y es que, en ocasiones, el comportamiento del enfermo no tiene en cuenta las necesidades o sentimientos de su pareja (a veces la conducta puede ser agresiva), lo que para ésta puede resultar muy difícil de manejar. Sentirse apoyado y respaldado por su círculo es básico para que dichos trastornos en el comportamiento de su pareja no le afecten de manera irreversible. Por otro lado, una de las claves para que la persona afectada mantenga el equilibrio es que se sienta amada y que pase tiempo con otras personas (amistades, familiares...). Toda esta red afectiva ayudará a que el enfermo se sienta feliz y seguro.

En cuanto a la hipersexualidad, se manifiesta en el aumento de la masturbación o del ánimo por la seducción. El contexto en el que muestran comportamientos vinculados a la hipersexualidad no siempre están socialmente aceptados para ello. Pueden llegar a incomodar a terceras personas y poner en un compromiso a su cuidador. En estos casos, debemos entender y explicar si es necesario, que forma parte del deterioro generado por la enfermedad, así como tratar de relativizar estas actitudes, estrechamente ligadas a la evolución de la patología. Para hacer frente al aumento de interés sexual, las personas de su círculo afectivo deben prestar más atención a la persona, proporcionándoles así tranquilidad. De nuevo, acariciar, tocar suavemente, abrazar o usar otros tipos de afecto para satisfacer sus necesidades emocionales son algunos de los métodos que pueden equilibrar su ansia afectivo-sexual. 

En definitiva, que las personas con Alzheimer sientan el apoyo de su círculo familiar es la fórmula para que aliviar el progreso de la enfermedad. Un método que, a su vez, fortalece a las personas que se encargan de su cuidado, quienes deben armarse de energía y buen humor. Actualmente, la enfermedad no tiene cura, de modo que el foco se centra en ralentizar el deteorioro y garantizar el derecho a una vida digna de quienes la sufren.

En el olvido

En el olvido

Sigo siendo yo

Sigo siendo yo