Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Clítoris en cola de impresión

Clítoris en cola de impresión

Probablemente, la primera vez que oíste hablar del clítoris no fue en clase de biología, en una charla de educación sexual o en casa. Por desgracia, la educación sexual que los escolares recibían hasta hace unos años se limitaba a abordar la reproducción y las infecciones. Se centraba en inculcar el temor a un embarazo y en difundir el riesgo de contagio de enfermedades. Hasta hace bien poco,  que alguien con formación en Sexualidad y en Sexología llegara a tu centro, era una cuestión de suerte. 

En las charlas de educación sexual se asumía que hablar de sexualidad era lo mismo que hablar de genitalidad y procreación. Sin embargo, en ese esquema no se trataba igual a los genitales masculinos y femeninos. El pene y la vagina eran los grandes protagonistas, mientras que la vulva y el clítoris no se nombraban. El placer femenino ha sido el gran tabú del siglo XX y la educación solo contribuyó  a fomentarlo. Aún hoy parece que sufrimos sus coletazos tanto en España  como en la vecina Francia. Por eso, la investigadora sociomédica francesa Odile Fillod ha creado una clítoris 3D que representa este órgano a tamaño real. Además, es descargable de forma gratuita. Según declaraciones recogidas por El Mundo, su objetivo es que se permita conocer mejor el clítoris y que se transmita un mensaje importante: "El pene y el clítoris son órganos homólogos y funcionan de la misma forma.  Se cree que el clítoris es una especie de grano pequeño con uno o dos centímetro de largo, como máximo, y eso es lo que se muestra en los diagramas. Entonces, le pedí a una amiga artista, Marie Docher, que hiciera para mí un modelo en cera. Pero ella sugirió utilizar una impresora 3D".

Conoce tu clítoris

El clítoris es un órgano sexual femenino «ramificado» en la parte interna de la vagina, del que se asoma una «punta» por la parte superior de la vulva de la mujer, pero que abarca todo el perineo femenino. Su única función es la de proporcionar placer sexual. A diferencia del pene que es rígido y arqueado, el clítoris es un sistema móvil y flexible que trabaja rítmicamente en conjunto con la uretra, la pared vaginal y la red de nervios, músculos y glándulas.

La parte visible del clítoris se asoma por los labios menores de la vagina y está recubierto parcialmente por éstos. De hecho, habitualmente solo son visibles el capuchón y el glande del clítoris que forman apenas una décima parte del volumen total del clítoris. Los labios menores que sirven de capuchón al clítoris, son el mismo prepucio masculino pero desarrollado para el sistema femenino. 

Educación Sexual Integral

Ésta es aquella que prepara para la vida y mejora la conducta responsable.  Basada en los principios de derechos humanos, ayuda a fomentar la igualdad de género y el empoderamiento (UNFPA). 

Educar en sexualidad es tan complejo como hablar sentimientos, de orientaciones, de pluralidad, de identidades… Y no sólo eso, también comprende la aceptación de nuestro cuerpo, el hecho positivo de sentir placer, de dejarse llevar por los sentidos y de expresarse sexualmente.  

Hacer educación sexual no es tan sencillo. Sin embargo, está al alcance de todas las personas que quieran afrontar el hecho de que tienen hijas e hijos sexuados,y que, por tanto, deben ayudarles a conocerse y expresarse. 

En España, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva aprobada en 2010 estableció, por primera vez, la necesidad de educación en salud sexual formal, incluida en los planes de estudio de los centros educativos. A pesar de ello, muchas comunidades autónomas no han puesto en marcha una estrategia de educación sexual, o bien se trata de una cuestión aislada.

Una buena forma de empezar, puede ser descargarse aquí el clítoris creado por Odile Fillod. Te animas?

Librería de Orgasmos

Librería de Orgasmos

Don’t disturb please!

Don’t disturb please!