Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Asistencia Sexual

Asistencia Sexual

La Terapia con Asistentes Sexuales (Surrogate Partner Therapy) se basa en los métodos de Masters y Johnson. Un cliente, un terapeuta y un asistente sexual (o sustituto, si traducimos de forma literal) forman un equipo terapéutico de tres personas. El asistente participa con el cliente en una serie experiencias diseñadas para conseguir la auto-conciencia del cliente y que desarrolle habilidades relacionadas con la intimidad física y emocional. Estas sesiones terapéuticas incluyen relajación, comunicación efectiva, contacto sensual y sexual y entrenamiento en habilidades sociales.

A medida que pasan los días, los clientes se encuentran cada vez más relajados, más abiertos a los sentimientos y más cómodos con la intimidad física y emocional. La participación del terapeuta del equipo constituye la piedra angular de esta terapia. Las sesiones con éste se entretejen con las sesiones con el asistente, de cara a facilitar la comprensión y el cambio. Una comunicación abierta, honesta y consistente entre todos los miembros del equipo es un ingrediente fundamental para que el proceso culmine con éxito.  

¿Qué situaciones aborda la asistencia sexual?

Los problemas que motivan a los clientes a buscar la terapia con asistencia sexual van desde la ansiedad social general a dificultades específicas. 

Mediante las interacciones con el asistente sexual,  se aprende a desarrollar relaciones saludables, a cómo tocar y recibir el tacto, a aceptar el propio cuerpo y la sexualidad. Todos ellos son aspectos importantes en este proceso. La relación asistente-cliente ofrece experiencias de intimidad física compartida que facilitan el desarrollo de un autoconcepto saludable y un funcionamiento sexual más satisfactorio. A medida que el trabajo avanza, los clientes se encuentran cada vez más relajados, más abiertos a los sentimientos y más cómodos con la intimidad física y emocional. El contacto genital-genital puede o no estar terapéuticamente indicado. Cuando se indica, es a menudo una parte menor de la terapia.

El vínculo entre el asistente y el cliente

Desde el punto de vista del asistente

La mayoría del progreso parece ocurrir durante la terapia cuando el cuidado humano y el afecto fluyen fácilmente entre asistente y cliente. En el contexto de esta honesta relación, los problemas del cliente sobre intimidad emocional y sexual pueden ser explorados, y teniendo la oportunidad de practicar y desarrollar nuevas habilidades de pareja. Incluso el conflicto personal entre ambos proporciona excelentes oportunidades para el aprendizaje. La relación asistente-cliente sirve como un modelo de cada etapa de la relación, de principio a fin. Las respuestas del asistente al cliente, y las percepciones del cliente, desde dentro de la relación pueden ser muy informativas.

Desde el punto de vista del cliente

Los clientes crecen para confiar y cuidar a los asistentes, con quienes comparten honestidad, intimidad y trabajo emocional significativo. A través de esta relación genuina, los clientes se experimentan a sí mismos y la intimidad en nuevas formas valiosas. Los clientes aprenden a desarrollar confianza y relaciones satisfactorias. Ellos son capaces de ver que ese mismo potencial existe para sus futuras relaciones. Con el tiempo, los clientes alcanzan un punto donde se sienten listos para comenzar nuevas relaciones con parejas de su propia elección.

 

Traducción extraída de la Asociación Internacional de Asistentes Sexuales, International Professional Surrogates Asociation, IPSA

Imagen: Benjamin Health

 

Vulvalove

Vulvalove

Material didáctico audiovisual sobre transexualidad infantil

Material didáctico audiovisual sobre transexualidad infantil