Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Sé un hombre

Sé un hombre

Las mujeres llevamos décadas preguntándonos quiénes somos y quiénes queremos ser.  La lucha para tener los mismos derechos y oportunidades que los hombres marcó el siglo XX y el feminismo se erigió como un potente movimiento para la apertura al cambio.

Cada día, miles de actos, publicaciones y programas animan a las mujeres a seguir reivindicando nuestro lugar, a empoderarnos. Y aunque todos los esfuerzos han tenido como resultado grandes avances, aún hoy asistimos a continuas agresiones hacia las mujeres y una merma constante a nuestros derechos. Aún hoy la estructura social favorece la vulnerabilidad femenina. La brecha salarial (cobramos hasta un 30% menos que ellos en el mismo puesto), la ausencia de políticas reales para la conciliación familiar, la llamada ‘tasa rosa’ o un elevado precio en los métodos anticonceptivos que favorece el embarazo adolescente, son sólo algunos ejemplos de una larga lista de obstáculos que superar.

¿Dónde está el error?

Analistas y autoridades se lamentan y se preguntan qué es lo que está fallando para que las mujeres sigamos siendo agredidas, maltratadas y asesinadas. No podemos aludir a una única causa, pero uno de los errores podría estar en los mensajes lanzados. En su mayoría se dirigen solo a una de las partes implicadas, la mujer. Con libérate o denuncia, la responsabilidad recae sobre nosotras. Mientras, a ellos se les insta a tener un papel protector sobre la mujer y a temer las consecuencias de sus propios actos machistas.La igualdad de género no parece que les beneficie ni les apele más allá de comportarse como ‘caballeros’.

El proyecto Young Men Initiative implica a esa otra parte en el cambio a otro modelo de sociedad. Desarrollado en la zona occidental de los Balcanes, otorga a los hombres el protagonismo de su propio camino para conseguir que tomen conciencia de la desigualdad y actúen para que ambos sexos convivamos en una equidad sinérgica. El proyecto piloto tuvo lugar entre 2007 y 2010 y llegó a más de 4.000 hombres de entre 14-18 años. La meta: animar a los jóvenes y adolescentes a promocionar la igualdad de género y la prevención de la violencia.

Y es que el patriarcado y las normas relacionadas con el género y las masculinidades prevalecen, lo cual ejerce una influencia directa en las actitudes, comportamientos y relaciones de los hombres jóvenes, ya sea en su relación con otros hombres, con las mujeres y en familia.

Desde una edad muy temprana, a los niños se les enseña que ser un ‘hombre de verdad’ significa ser el encargado del sustento y la protección de la familia y de la comunidad. Criados para ser agresivos y competitivos, son educados para ser autosuficientes y no preocuparse por su salud o buscar ayuda cuando lo necesitan. Aquellos que actúan en contra de estas expectativas sociales (por ejemplo, mostrando interés por tareas domésticas tradicionalmente asociadas a la mujer como cocinar, limpiar o cuidar de sus familiares, o si muestran sus emociones fácilmente) son ridiculizados por un entorno que los tilda de ‘maricas’, o en otras palabras, no verdaderos hombres.

Iniciativas como esta tratan de involucrar a los hombres jóvenes en la reflexión crítica sobre las formas en que la sociedad influye en sus actitudes y comportamientos. Ayudarles a desarrollar las habilidades necesarias para superar las expectativas sociales perjudiciales o restrictivas y actuar de una forma no equitativa y no violenta. Este acercamiento requiere trabajar con niños y adolescentes para que entiendan las desventajas históricas y continuadas que las mujeres enfrentan, así como explorar cómo las rígidas normas de género limitan sus propias opciones y vidas como hombres. 

La regla no es  cada 28 días

La regla no es cada 28 días

¿Por qué todas mis parejas son iguales?

¿Por qué todas mis parejas son iguales?