Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

¿Y si dejamos que la menstruación sea libre?

¿Y si dejamos que la menstruación sea libre?

Free Bleeding es un movimiento que se centra en el derecho de una mujer a menstruar abiertamente, sin hacer uso de productos como compresas o tampones y sin avergonzarse por mancharse de sangre en caso de hacerlo. El movimiento se inició en los 70 como reacción del síndrome del shock tóxico. En 2014 volvió a estar de actualidad tras una acción llevada a cabo por Kiran Gandhi. La baterista de la banda M.I.A. realizó la maratón de Londres mientras se encontraba poniendo en práctica el sangrado libre.

El free bleeding no sólo supone una liberación a nivel práctico de la mujer y una desestigmatización de la sangre sino que, además, promueve la ecología y la lucha contra el patriarcado capitalista que padecemos las mujeres a través de la Woman Tax, o lo que es lo mismo, de los desorbitados precios de los productos específicos para mujeres.  

 

¿Cómo practicar el Free Bleeding?

A pesar de las imágenes utilizadas para la reivindicación del movimiento Free Bleeding, lo cierto es que no es necesario que la ropa se manche con sangre. Existen varios métodos para evitarlo. El más autónomo, aunque requiere cierto entrenamiento, es aprender a controlar el flujo de la menstruación. Se trata de provocar contracciones en el músculo pubocoxígeo con el fin de fortalecer el suelo pélvico. "Una vez tienes los músculos trabajados es mucho más sencillo lograr aguantar y expulsar tu regla cuando vas al baño", explica la psicóloga y sexóloga Montse Iserte a Vice.

Según Montse Iserte la clave del control absoluto es tomar conciencia de nuestra menstruación y en el momento que notemos que cae el flujo hay que contraer el músculo y apretarlo hacia arriba. Justo cuando estás en el baño es momento de relajarte y dejar caer la sangre.

Pero no es el único método. Las bragas Cocoro han sido creadas específicamente para este uso. Son bragas que permiten que el sangrado no llegue a nuestros pantalones o faldas. Se lavan el la lavadora, es decir que son reutilizables. Son ecológicas, nos liberan de pensar en cambiarnos el tampón o la compresa cada 8 horas y, por supuesto, de los daños que, según varios estudios, dichos productos pueden llegar a provocar en nuestro organismo.

Fuente: vice.com | Fotos de Emma Arvida

Poliamor

Poliamor

A contracorriente

A contracorriente