Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

El truco de la Coca-cola

El truco de la Coca-cola

La madre de mi amiga María siempre nos decía que ella sabía cuál era el mejor método para no quedarse embarazada. "El de la Pastilla" decía con sorna "la colocas entre las rodillas y que no se caiga".

Todas hemos oído hablar de mil métodos que son infalibles y muy baratos, pero que finalmente resultan completamente falsos. De hecho, yo soy resultado de uno de ellos. La marcha atrás hizo que me colara en este mundo sin invitación previa. Y apuesto a que muchos de los que pertenecemos a la generación del baby boom somos resultado de trucos que nunca funcionaron. 

No sólo está la marcha atrás. Hay muchos otros disparatados métodos que continúan propagándose generación tras generación como si de una infección de transmisión sexual se tratase. Algunos, por suerte, han pasado a la historia. 

Acuclillarse y estornudar

En la antigua Grecia se pensaba que si la mujer se ponía en cuclillas justo después de que el hombre eyaculara, evitaba que los espermatozoides fecundaran el óvulo. Parece ser que un estornudo lo hacía aun más efectivo. 

Agua de herrero

Además de acuclillarse, en la Antigua Grecia también solían tomar los residuos tóxicos de las herrerías, es decir, el agua que usaban para enfriar sus herramientas. Este agua contenía una alta concentración de plomo, por lo que solía producir náuseas, insuficiencia renal, convulsiones, coma y muerte.

El mito del plomo como potente anticonceptivo se mantuvo hasta la Primera Guerra Mundial, cuando las mujeres se iban a trabajar como voluntarias en fábricas con plomo, sólo para que las mantuviera estériles.

Té de testículos

En la Canadá el siglo XVI,  el método anticonceptivo más conocido consistía moler los testículos de los castores hasta reducirlos a un polvo fino, y añadir éste a una potente mezcla de bebidas alcohólicas.

Intestinos animales

Antes de que existieran los condones de látex y poliuretano que usamos actualmente, lo que se usaba eran "fundas" hechas con intestino de cerdo. Se puede decir que fueron los primeros profilácticos. Si preguntamos a las personas mayores que conocemos, es probable que más de uno nos confirme haberlo usado en su juventud.


El limón de Casanova

Se dice que Casanova usaba este método, que consistía en usar medio limon sin pulpa, e insertarlo en la vagina. 
La cáscara hacía las veces de capuchón cervical y el ácido del jugo era un potente espermicida, de manera que no era tan desatinado. Una versión arcaica del diafragma, que suele usarse junto con un espermicida. 

Opio

En la antigua Sumatra, las mujeres usaban la cáscara de la amapola como diafragma. O bien se insertaban las flores en la vagina, lo que se cree que tiene el mismo efecto que fumar opio.

La ducha vaginal de Coca Cola

Hasta hace bien poco, muchas mujeres pensaban que mediante las duchas vaginales con agua tras el coito, evitaban el embarazo. Lo cierto es que esta técnica lo único que consigue es alterar el PH de la vagina, provocando infecciones. Una versión aún más estrafalaria de esta técnica, es la que afirmaba que mediante las burbujas de la gaseosa o de la coca cola, introduciéndo esta bebida carbonatada en la vagina, se conseguía evitar la fecundación. Se decía que el azúcar neutralizba el semen.  

Un truco que, avivado por la falta de educación de los sexos y la inexperiencia de la adolescencia, se sigue empleando actualmente. Esperemos que con menor frecuencia.

El Cortometraje BURBUJA,  dirigido por Gabriel Olivares y Pedro Casablanc en 2009, cuenta la historia de dos adolescentes que usan este falso método anticonceptivo.

Rodhes: memorias de amor y locura

Rodhes: memorias de amor y locura

Librería de Orgasmos

Librería de Orgasmos