Sexo en Stèreo-Inma Buendia y Estela Buendia

Hola

Sexo en Stèreo es un site dedicado a la normalización y educación sexual. Para ello, utilizamos toda la información que la sociedad nos brinda desde la cultura, la investigación y la ciencia. 

 

Cómo hablar de sexualidad y porno con tus hijas e hijos

Cómo hablar de sexualidad y porno con tus hijas e hijos

De una manera consciente o no, madres, padres y cuidadores educan a sus hijas e hijos en sexualidad desde la más tierna infancia. Y es que, a través de sus conductas transmiten valores y actitudes que van a definir la forma en que niñas y niños van a vivir su sexualidad en el futuro. Es importante tomar conciencia de este hecho y hacernos con las riendas de su educación sexual, asumiendo que ésta va más allá de hablar sobre cómo prevenir un embarazo o de dónde vienen los niños y las niñas. 

Juan Carlos Diezma y Carlos de la Cruz lo dejan claro en la guía ¿Hablamos de sexualidad con nuestros hijos? (CEAPA 2002) "Educar en sexualidad no se limita a informar sobre temas teóricos o biológicos (que muchas veces las madres y padres no manejan). Niñas y niños aprenden más de lo que ven y viven en la vida de sus progenitores y educadoras que de lo que se les transmite de palabra, sobre todo en la primera infancia. Las caricias, los abrazos, los besos contribuyen a que se sientan aceptadas y queridas, aprendiendo a aceptarse y quererse. Crear un clima afectivo es, también, una buena manera de educar en sexualidad."

 

Lo fundamental es establecer un clima de confianza y no evitar temas relacionados con la sexualidad cuando nuestras hijas e hijos estén presentes, pues con ello la convertimos en tabú.

Carlos de la Cruz y Juan Carlos Diezma


 

Hay quienes no se planean abordar las cuestiones relacionadas con la sexualidad o lo evitan hasta que descubren que las y los pequeños "juegan a médicas y enfermeros" o les sorprenden con preguntas. Las preguntas deben responderse de forma clara, sencilla y sin rodeos. Además, es muy importante contestarlas en el momento, pues de esta manera se les da la seguridad de que pueden seguir preguntando y que les vamos a seguir respondiendo. También es necesario tener en cuenta que muchas niñas y niños no preguntan, por lo que los adultos debemos tomar la iniciativa y adelantarnos.  

¿Cuál es el objetivo de la educación sexual? 

Lo primero es reconocer que todas las personas son sexuadas, se viven como tales y expresan su erótica de un modo u otro. "Ser sexuados es algo más que el resultado de un cromosoma o del aspecto externo de los genitales. Es un proceso que comienza antes del nacimiento y culmina con la muerte y que en cada caso es único e irrepetible. Hay dos sexos, hombre y mujer, pero muchas maneras de construirse como hombre o como mujer. Del mismo modo, hay muchas maneras de vivirse como hombre o como mujer. No siempre se vive uno o una como hombre o mujer del mismo modo, se evoluciona, se cambia, se acompaña de distintos significados y valores." dicen estos expertos. 

Por eso, el objetivo de la educación sexual es que hijos e hijas se conozcan, acepten y expresen su erótica de modo que sean felices. Si fuera suficiente con "evitar" el embarazo no deseado -por ejemplo- podríamos conseguir que manejaran eficazmente los métodos anticonceptivos, pero eso  no garantizaría que fuesen realmente felices con su erótica.

¿Es necesario hablarles de pornografía? 

Según el último estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) publicado en 2017, el 36,4% de los niños y las niñas de 4 años acceden a Internet (o más bien, sus madres y padres usan cada vez más contenido on line para educar a sus hijas e hijos y para que se entretengan a esa edad). Un dato que asciende al 67,3% entre los de 9 años y llega al 94,9% de los jóvenes entre 14 y 19 años.

No es de extrañar que las niñas y niños se encuentren con el imaginario pornográfico por primera vez a los 9 o 10 años, bien por accidente o porque amistades de más edad se lo han enseñado. Un dato que recoge la web del proyecto educativo The Porn Conversation "Padres, madres o tutores, deben aceptar que sus hijos e hijas están expuestos a la pornografía. Y aunque pueda resultar incómodo hablarlo, lo cierto es que ignorarlo sólo empeora las cosas pues añade más confusión al futuro sexual de las chicas y chicos. Para contribuir a que vivan su sexualidad de forma adecuada y positiva, es fundamental explicarles que la mayoría de la pornografía es irreal, y que en ningún caso sirve como una guía de sexualidad.", rezan en dicha web. 

 

Hablamos de sexualidades (en plural) porque hay muchas maneras de ser, de vivirse y de expresarse. Y esto es así para todas las personas y en cualquier momento evolutivo.

Carlos de la Cruz y Juan Carlos Diezma


 

Mucho de ese contenido pornográfico es accesible a través de Youtube. En España, la edad para poder darse de alta en esta plataforma es de 14 años, según los requisitos de edad en las cuentas de Google. Si bien, a partir del mayo de 2018 está previsto que se rebaje a 13. Por eso, prohibirles ver Youtube no servirá de nada. De hecho, esta plataforma también incluye canales sobre educación sexual de calidad como el de Nayara Malnero Sexperimentando o la PsicoWoman, entre otros. 

El papel de las madres y padres es mostrar interés por lo que ven y lo que suben a la red. Para ello debemos prestarles atención y guiarles, con el objetivo de que desarrollen una actitud crítica ante lo que encuentran on line. Hay que juzgarles menos y escucharles más. Es importante dotarles de autoestima y asertividad. Deben saber que no hay dos códigos, uno para la vida analógica y otro para la virtual. Todo lo que ocurre en uno y otro plano es real y debemos guiarnos por la misma ética. Un código ético basado en el respeto a todas las sexualidades y sensibilidades, empezando por la propia.


Fuentes:  ¿Hablamos de sexualidad con nuestros hijos? Juan Carlos Diezma y Carlos de la Cruz. CEAPA, 2002. The Porn Conversation by Erika Lust. 

Imagen: Lindsey Pemberton

 

The Porn talk

The Porn talk

8M: Hacia la huelga feminista

8M: Hacia la huelga feminista