Joana Biarnés

A contracorriente

Joana Biarnés fue fotoperiodista cuando ninguna mujer lo era. Es más, ninguna mujer era nada que no fuese ama de casa y ella, en cambio, se peleó con quien hizo falta para fotografíar testosterónicos partidos de fútbol, captar de manera magistral varias de las catástrofes de la época o capturar escenas costumbristas de algunos de los rostros más conocidos del momento.

Una visión fotográfica perspicaz y espontánea que recibió el respeto de quien era retratado. Después de unos años en una profesión dura y muy competitiva, en el año 1985, la fotoperiodista decide abandonar la profesión.

Decepcionada por el nuevo rumbo que iba tomando el periodismo con la llegada de los ‘paparazzi’, se trasladó a Ibiza para disfrutar de otra de sus pasiones, la gastronomía. Allí abrió el restaurante Cana Joana, que se conviertió en un restaurante de referencia. Su redescubrimiento se inicia cuando el fotógrafo Cristobal Castro recibe el encargo de preparar una exposición en Terrassa sobre las riadas del Vallés coincidiendo con el 50 aniversario. Contacta entonces con Joana Biarnés y empieza a descubrir todos los negativos y copias de época que ella conserva en su casa. En 2014, el periodista Jordi Rovira y el realizador Oscar Moreno inician la filmación de un documental sobre su vida ‘Joana Biarnés. Una entre todos’ que se estrena en 2015. Más tarde, la editorial La Fábrica publica un Photobolsillo dedicado a Juana Biarnés. En 2017, la exposición ‘Juana Biarnés. A contracorriente’ producida por La Fábrica y comisariada por el fotógrafo Chema Conesa inicia su itinerancia.