Back to All Events

Fue un hombre sin moralidad


  • Círculo de Bellas Artes, Madrid Círculo de Bellas Artes, Calle de Alcalá, 42 Madrid, Comunidad de Madrid, 28014 Spain (map)

La obra de Pierre Molinier nos muestra un universo cargado de sexualidad. Pintor de profesión y proveniente de una familia modesta, tuvo una vida transgresora que convirtió en objeto de su expresión artística. El inconformismo hacia su cuerpo y el desdoblamiento de su personalidad fueron otras de las características de su obra. Fue amigo de Breton, expuso en múltiples muestras, y sin embargo, su obra es prácticamente desconocida para el público.

La muestra reúne alrededor de 40 fotografías procedentes de la galería Kamel Mennour y dos colecciones particulares que desvelan un halo heterodoxo respecto a una sexualidad en la que el fetichismo y el travestismo son los protagonistas. Esta selección, fechada en torno a los años 60, muestra la ambigüedad sexual en la que Molinier, siempre travestido y a veces acompañado, alejado de la hipocresía moral, despliega una visión onanista de la sexualidad a través del uso de objetos.

Biografía de Pierre Molinier.

Como su padre antes que él —era pintor de brocha gorda y la madre, costurera—, Molinier se pegó un tiro en la boca y se suicidó en 1976 en la misma ciudad en la que vivió casi toda la vida, Burdeos. Aunque había gozado de cierta fama en vida al encandilar a los surrealistas —jóvenes burgueses que predicaban la disipación pero la reducían a burdeles y absenta—, sentía que la salud le abandonaba y le alejaba del gozo de los placeres. Cuando era joven había declarado: "Si fuera impotente, me mataría".

Excesivo y autosuficiente, quería ser riguroso sin abandonar la experimentación: preparaba pigmentos de revelado en los que mezclaba su esperma, tenía relaciones sexuales con las muñecas que retrataba, cosía y hacía arreglos a mano en las prendas interiores femeninas que utilizaba para travestirse, en ocasiones como dominatrix, en otras como inocente discípula. En las obras que dejó preparadas para El chamán y sus criaturas era Dios y Satanás, multiplicaba su cuerpo mediante fotomontajes y manipulaba las señales de género sexual para que nada fuese claro.

Nació el 13 de abril de 1900 en el seno de una familia de artesanos de Agen, su padre era pintor de «brocha gorda» y su madre costurera, con trece años comenzó a trabajar como aprendiz de pintura con su padre asistiendo por la tarde a clases de dibujo. En 1919 se trasladó a Burdeos y comenzó a trabajar por cuenta propia pintando edificios, actividad que desarrolló hasta 1960.
Sus trabajos pictóricos entre 1920 y finales de la década de 1940 fueron figurativos y trataron temas clásicos de paisajes, retratos y naturalezas muertas, que podrían encuadrarse en un tipo de impresionismo en los paisajes y de expresionismo en los retratos. En 1951 presentó un trabajo a medio camino entre la figuración y la abstracción que provocó impacto en la burguesía de Burdeos y se calificó de indecente. Sin embargo envió una copia de su trabajo y de algunos de sus poemas a André Breton que los recibió con gran entusiasmo mostrando su apoyo y proponiéndole una exposición en París.

Sus autorretratos travestidos fueron una forma de experimentar la androginia,2 pero también le convierten en uno de los precursores del body art. La técnica que empleaba normalmente para realizar estos autorretratos era el fotomontaje combinando diferentes tomas parciales de su cuerpo.3 Su trabajo es bastante extenso y se estuvo exponiendo cada año en Burdeos durante su vida. Sin embargo, quizá no sea tan reconocido como otros fotógrafos de la época.
Se suicidó en Burdeos el 3 de marzo de 1976 mediante un disparo en la boca.

 

Más info en PHotoESPAÑA