Back to All Events

Pistas de baile (Ciudad Juárez, Chihuahua, México)


  • Ayuntamiento de Madrid, CentroCentro Cibeles y PHotoESPANA Madrid Spain (map)

En la última década, Teresa Margolles ha centrado su práctica artística en Ciudad Juárez (México), trágicamente conocida por las guerras entre cárteles de la droga, desapariciones y los brutales asesinatos de cientos de mujeres.

Esta serie muestra a trabajadoras sexuales transgénero ocupando los restos de lo que antes fueron pistas de baile de clubes nocturnos, hoy demolidos. Teresa Margolles ha trabajado en estrecha colaboración con ellas, lo que le ha permitido ahondar en las complejidades y dificultades que estas mujeres experimentan en su día a día: exclusión, discriminación y un alto índice de muertes por crímenes de odio.

Para estas fotografías, Teresa Margolles señalizó las pistas de baile con agua, remarcando su ubicación exacta. Las figuras se vuelven parte de un paisaje en el que las ruinas y la devastación son protagonistas. No obstante, ellas muestran su mejor cara, como reafirmándose a sí mismas en medio de la violencia y la destrucción.
 

Biografía de Teresa Margolles.

Teresa Margolles estudió Arte en la Dirección de Fomento a la Cultura Regional del Estado de Sinaloa (DIFOCUR), Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Ciencias Forenses en el Servicio Mexicano Forense.

En 1990, Margolles fundó con Arturo Angulo Gallardo, Carlos López Orozco y Juan Luis García Zavaleta el colectivo artístico Proyecto SEMEFO (siglas del Servicio Mexicano Forense). A través de diversas perfomances e instalaciones, este colectivo se dedicó a la exploración de los fluidos corporales, los objetos utilizados en el proceso forense, las pertenencias de los cuerpos y los cuerpos mismos, como materia esencial para tratar la violencia social y la muerte en México. Definieron su trabajo como "una aproximación estética no tanto al tema de la muerte como al de los cadáveres en sus distintas fases, incluyendo sus implicaciones socioculturales".

La práctica artística de Margolles porterior al proyecto SEMEFO (finalizado en 1998) ha continuado con la exploración de estos temas, utilizando material forense y restos humanos. Parte de su trabajo se concentra en recolectar imágenes, materiales, material orgánico y objetos que hagan referencia a las interacciones humanas, los rastros de vida, los restos y huellas que deja la violencia, y cómo se afectan las redes humanas a través de ella. Sus obras Tarjetas para picar cocaína, Autorretratos o Línea Fronteriza, son algunos ejemplos sobre cómo aborda y trata estos temas a lo largo de su obra.

En 1994 realizó su primera exposición individual, Lavatio Corporis, en el Museo de Arte Carrillo Gil, en la que utilizó restos de fetos y cuerpos de caballos. En 2006 realizó una de sus obras fundamentales en la Bienal de Venecia, titulada ¿De qué otra cosa podríamos hablar?, en la que utilizó sangre derramada en la guerra contra el narcotráfico en México, recuperada a través de agua caliente y telas, para fregar una vez al día el suelo del palacio que albergaba la Bienal.

Ha realizado numerosas exposiciones de manera individual y en grupo, y ha recibido distintos premios y reconocimientos a su obra. En 2012 fue reconocida con el Premio Príncipe Claus que otorga la Fundación Príncipe Claus en Holanda, y el 5º Premio Artes Mundi de arte contemporáneo internacional. Tiene dos obras (Bandera I y 37 cuerpos) en la colección del Tate.

 

Más info en PhotoEspaña.